Oftalmólogos del Clínico denuncian riesgos para su salud y la de sus pacientes por violencia laboral.

27/08/2018 00:00 | Publicado en DiarioSur por Ángel Escalera (www.diariosur.es)

Una veintena de médicos del servicio de oftamología del Hospital Clínico han firmado un escrito, dirigido al responsable de la gestión de riesgos laborales, en el que denunciaron que trabajan en un clima de «estrés, sensación de violencia laboral y desgaste profesional». A esa situación se une a la incertidumbre por el probable traslado del servicio al Hospital Marítimo de Torremolinos. El Sindicato Médico de Málaga (SMM) se ha hecho eco de la queja de los oftalmólogos y, en un comunicado, asegura que los profesionales del citado servicio son «víctimas de una sobrecarga habitual, unida a importantes irregularidades ergonómicas en los espacios de trabajo, en el ambiente de los mismos y de los equipos que usan». Esas deficiencias provocan «un ambiente de caos, ruido y comportamientos agresivos de los usuarios, escasa ventilación e iluminación defectuosa», según se indica en el documento que firmaron los oftalmólogos. Esos profesionales también se refirieron a «la falta de mantenimiento del mobiliario, presencia de cables sueltos y equipos instrumentales defectuosos, insuficientes, obsoletos e incluso inexistentes». Ante esas carencias el Sindicato Médico se dirige «a los responsables del Servicio Andaluz de Salud en Sevilla (SAS) para pedir más recursos humanos en esa área del Clínico, con la que rebajar el estrés laboral, así como que se haga algo de calado para mejorar las condiciones físicas de trabajo de los profesionales». El SMM pone de manifiesto en el comunicado difundido que los problemas que afectan a al servicio de oftalmología del Hospital Clínico Universitario «no es una situación aislada dentro del SAS en Málaga, ya que la mayoría de los centros de salud y de los hospitales están trabajando durante todo el año y, especialmente durante el verano, bajo mínimos, cuando es en estas fechas cuando se cuadruplica la población en Málaga». A ese respecto, el Sindicato Médico señala que las urgencias «estallan por el volumen de trabajo y, en consecuencia indirecta, por los casos violentos que se dan en las esperas, a los que no se le quiere poner freno desde la gestión política del SAS ni con más seguridad ni con más personal». El SMM reitera la necesidad de incrementar la dotación de profesionales para hacer frente al crecimiento de la demanda asistencial que soportan los centros sanitarios de Málaga.

Print Friendly, PDF & Email